Principal / Noticias / El futuro de los trasplantes está en las impresoras 3D, pronto imprimirán órganos artificiales compatibles con el ser humano

El futuro de los trasplantes está en las impresoras 3D, pronto imprimirán órganos artificiales compatibles con el ser humano

 

Hace unos días nos hacíamos eco de la trágica noticia sobre la muerte del primer paciente que acababa de recibir un trasplante de corazón de cerdo. David Bennett se había convertido a principios de este año en la primera persona que lo recibía y que, además, su cuerpo parecía admitirlo bien hasta que su condición comenzó a deteriorarse.

Aunque se saben pocos detalles acerca de la causa de la muerte y que estarán seguramente ligados al ámbito médico-científico, lo que es cierto es que la tecnología tiene su función y no poco importante en la materia.

Lo primero fue el reemplazo de válvulas de animales, un avance tecnológico que permitió ir un poco más allá y el siguiente paso fue el trasplante de órganos artificiales.

Una de las claves de los órganos artificiales es que están hechos de acuerdo a la necesidad requerida, es decir, con las compatibilidades necesarias de la persona que lo va a recibir. El objetivo de todo esto es ‘minimizar’ el impacto que tiene lugar cuando un cuerpo recibe algo extraño en él. De esto se encarga la nanotecnología, de hacer contribuciones importantes en ámbitos como, en este caso, la medicina.

Con este tipo de innovaciones tecnológicas lo que se consigue es manipular estructuras y propiedades a nanoescala: manejar células, virus y ADN.

Se trata de un área de investigación que todavía está en expansión y que ha comenzado por aplicarse en la creación de órganos artificiales.

Nos remontamos a años atrás, concretamente a 2015 cuando el marcapasos más pequeño del mundo recibió un premio a la mejor innovación aplicada a la práctica diaria. Fue en el  Congreso Internacional de Cardiología y Electrofisiología Cardiaca que se celebró en Milán.

Este marcapasos incorporaba un novedoso sistema sin cables del tamaño de una décima parte del tamaño de un marcapasos tradicional. Para poder cumplir su función, incorporaba tecnología avanzada en gestión del ritmo cardíaco que, directamente, era incorporado en el corazón mediante un catéter insertado a través de la vena femoral.

Tras la colocación, queda adherido a la pared del ventrículo derecho y puede ser recolocado en caso de que sea necesario.

Después llegaron otros órganos artificiales como el páncreas, el hígado, el pulmón o el corazón. Aunque solo podemos hablar de ellos como ‘creaciones’, hay que son necesarias todavía muchas mejoras para que estos trasplantes sean realmente un éxito en el cuerpo humano.

El desarrollo de la impresión en 3D está ayudando el desarrollo de la fabricación de órganos artificiales, sobre todo servirá para la creación de órganos humanos complejos como corazones y riñones en el laboratorio.

En la actualidad, algunos laboratorios están trabajando con impresoras 3D con el fin de imprimir órganos artificiales capa por capa a partir de tejidos humanos.

Cabe recordar que la impresión 3D es una de las grandes tendencias de los últimos años en el terreno tecnológico.

Las impresoras 3D forman parte de lo que se conocen como procesos de fabricación aditiva. Todos los procesos de fabricación aditiva tienen en común el hecho de que pueden generar geometrías muy complejas de una forma muy rápida. En todos los casos, los objetos presentan una textura material de capas muy finas, casi imperceptibles.

Al parecer, habrá que esperar, según los científicos, entre 30 o 50 años para que los trasplantes de este tipo de órganos sean procedimientos quirúrgicos de bajo riesgo y bajo rechazo por parte de portador humano. Sin embargo, como en el caso de David Bennett ya se están empezando a llevar a cabo.

De hecho, en 2016 fue cuando se implantó el primer corazón artificial de España, en la Clínica Universidad de Navarra, en un paciente de 47 años.

Por el momento se han conseguido producir prótesis, huesos, cartílagos y tejido muscular, así como ovarios artificiales. En 2019, investigadores israelíes incluso imprimieron un corazón a partir de tejido humano, aunque también se trata de una técnica que necesita seguir desarrollándose.

Nuevos avances en la investigación, junto con el incremento de la tasa de donantes, son por el momento las mejores opciones para aquellos pacientes que están esperando un órgano.

El páncreas es otro órgano que está centrando los esfuerzos de investigación en órganos artificiales, ya que la cuestión afecta a los 422 millones de diabéticos que hay en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

Hasta ahora, los diabéticos debían tomar o inyectarse medicación de forma periódica, aunque en los últimos años también se utilizan bombas de insulina, unos dispositivos que imitan a un páncreas sano, proporcionando una infusión continua de la insulina que se encuentra en un cartucho en el interior de la bomba, según la cantidad que haya marcado el paciente.

Un equipo compuesto por investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y el Hospital Universitario de Berna (Suiza) está probando un páncreas artificial que se gestionaría desde una aplicación del móvil. 

Este órgano artificial tiene un sensor de glucosa que analiza la sangre del paciente y envía los datos a la aplicación del teléfono móvil con la cantidad de insulina que necesita la persona y se la administra a través de la bomba, de modo que tiene un funcionamiento autónomo.

Fuente: 20minutos.es

Esta página web usa cookies

Sistemas Telemáticos del Mediterráneo S.L. usa cookies, tanto propias como de terceros, técnicas, analíticas,personalizadas, publicitarias y/o de afiliados, para ofrecer realizar distintas finalidades mostradas en la configuración, ubicada en nuestra política de cookies. Con las cookies de terceros podemos compartir información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad o análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Siempre podrá rechazar las cookies o configurarlas a su medida. Más información: Política de cookies
Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor
SL_C*
_ga
_gid
ci_session
Sesión Cookies para el correcto funcionamiento de las operaciones de la página web. Ninguna de estas cookies contiene datos de caracter personal. Propias
cookie_consent 1 año Guarda las preferencias del usuario sobre el consentimiento de cookies. Propias
Las cookies de personalización permiten a la página web recordar información que cambia la forma en que la página se comporta o el aspecto que tiene, como su idioma preferido o la región en la que usted se encuentra.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor
idioma 1 año Guarda la elección del usuario del idioma por defecto de la web. Propias
Las cookies de análisis ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor
_utma 2 años. Genera un id de usuario único, que es el que se utiliza para hacer recuento de cuantas veces visita el sitio un determinado usuario. También registra cuando fue la primera y la última vez que visitó el sitio web. Google
_utmb 30 minutos. Calcula cuando se ha terminado una sesión, registrando la hora de llegada a la página. Google
_utmc Sesión. Comprueba si se debe mantener la sesión abierta o se debe crear una sesión nueva. Google
_utmt 10 minutos. Se utiliza para limitar la velocidad de solicitud del servicio y limitar la recogida de datos en los sitios de alto tráfico. Google
_utmz 6 meses. Registra el origen del usuario, así como las palabras clave. Google
Las cookies publicitarias se utilizan para rastrear a los visitantes en las páginas web. La intención es mostrar anuncios relevantes y atractivos para el usuario individual, y por lo tanto, más valiosos para los editores y terceros anunciantes.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor
Las cookies de afiliados permiten realizar un seguimiento de las visitas procedentes de otras webs, con las que el sitio web establece un contrato de afiliación.
Nombre Caducidad Finalidad Proveedor